HUSI
en los medios

« Atrás

Prácticas educativas: Seguridad, Prevención y Salud en el trabajo en tiempos de pandemia

Archivo Oficina de Comunicaciones | 4 de noviembre del 2020
 
  • Las personas se desgastan esperando los picos más altos de la enfermedad, sin embargo, estos se están dando todos los días.
  • Existe demasiada teleconsulta y poca consulta efectiva, hay que manejar el riesgo con los elementos de bioseguridad que se tienen.
  • El comportamiento frente a las medidas de bioseguridad es el reflejo de la educación que no se tuvo desde pequeños.

El Décimo Primer Panel del Sector Salud y Otros Sectores, Liderado por Positiva Compañía de Seguros S.A, contó con la participación de expertos que hablaron en torno a la seguridad en el trabajo. Preguntas frecuentes realizadas por los afiliados con respecto a los rebrotes de COVID-19, la limpieza y desinfección de los espacios de trabajo, la falta de cultura para conservar las medidas de bioseguridad, la reinfección, la persistencia de los síntomas del COVID-19 y cómo vamos en cifras, fueron algunos de los temas tratados durante este panel.

El evento contó con la participación del Doctor Julio César Castellanos, Director General del Hospital Universitario San Ignacio, el Doctor Christian José Pallares, Coordinador de Epidemiología Hospitalaria del Centro Médico Imbanaco, el Doctor Carlos Pérez, Médico Infectólogo, la Doctora Jazmín Pinzón, Médica Epidemióloga y el Doctor Camilo Gómez, Vicepresidente de Promoción y Prevención de Positiva.

Los expertos comenzaron hablando sobre los rebrotes de COVID-19, refiriéndose a que hasta el momento no es clara la posibilidad de que exista algún tipo de mutación del virus. Sin embargo, se identifica un tipo de virulencia y cambios constantes con respecto a diferentes países en las secuenciaciones genómicas que pueden estar generando este tipo de mutaciones. Cuando el virus entra en el cuerpo de una persona fabrica su propio sistema de reproducción y muta permanentemente, pero hasta el momento no hay nada que pueda demostrar que la mutación que se presenta cambie significativamente el comportamiento del virus.

Con respecto a la limpieza y desinfección de los espacios de trabajo, el Doctor Christian Pallares, se refirió a la importancia de tener claro que ambos conceptos son muy diferentes. Por un lado, la limpieza es la remoción de la carga orgánica y debe realizarse de manera adecuada para que el detergente utilizado no pierda su efectividad. En cuanto a la desinfección, es el proceso de disminución de las unidades formadoras de colonias de microrganismos en una superficie, este proceso se realiza con un desinfectante. "Es importante hacer un primer paso de limpieza con un detergente y después un segundo paso de desinfección con un amonio cuaternario o con un clorado para tratar este tipo de virus, lo puede hacer bien y una sola vez, independientemente de que haya COVID-19 o no".

A este tema también se le agregaron comentarios en los que se recomienda no hacer uso de aspersores que pueden llegar a ser contraproducentes para las personas que se ven expuestas a este tipo de sustancias. Lo más acertado que se puede hacer para limpiar y desinfectar los espacios y las superficies a parte de los detergentes y desinfectantes es la circulación constante de aire. Los espacios con una buena ventilación son el éxito para que no se acumulen partículas de virus en el entorno.

El Doctor Julio César Castellanos habló sobre la falta de cultura para conservar las medidas de bioseguridad, mencionando que "Estamos tratando de hacer educación en salud tardía con unas campañas complejas, pero no estamos cambiando el chip educativo del autocuidado y muto cuidado. Si comparamos la educación de las poblaciones asiáticas y los países que han hecho un buen control, es la educación en primaria y pre-escolar centrada no en volver niños genios bilingües y matemáticos, sino buenos ciudadanos que cuidan de sí mismo y de los otros, lo que nos está costando tanto". Durante la pandemia se ha podido observar como a las personas les ha costado entender la importancia del autocuidado, seguramente existe una fatiga de medidas de bioseguridad que exigen cierto tipo de educación que lamentablemente, en algunos casos, no se ha dado desde muy pequeños y por tanto no ayuda a la existencia de una cultura de autocuidado y de cuidado de los demás.

Con respecto a la reinfección, es posible que las personas que se hayan contagiado con el virus vuelvan a tenerlo, es importante que se tomen las medidas de bioseguridad necesarias para prevenir la reinfección, como se mencionaba anteriormente no se tiene muy claro como muta el virus, por esta razón, es importante que las personas no bajen la guardia. El Doctor Pérez hace un fuerte llamado a las empresas a que no utilicen las pruebas PCR de manera equívoca para conocer si una persona sigue con el virus o no y que esta pueda volver a su lugar de trabajo, para él es muy importante que se entienda que estas pruebas no diagnostican si hay o no una reinfección.

Frente a la persistencia de los síntomas de COVID-19, los panelistas aclararon que en estos casos es importante que se mantengan con el tratamiento, tener presente que existen secuelas de la enfermedad y estas podrían presentarse como síntomas de la misma. Los expertos recomiendan entonces que primero, se descarte un COVID persistente, segundo, evaluar las secuelas de la enfermedad y tercero tener presente diagnósticos alternos, pues no todo es COVID-19.

Finalmente, en el tema de cómo vamos en cifras se dijo que el país no está preparado para una oleada del virus más fuerte, el país ganó tiempo, pero lamentablemente este no se supo aprovechar con respecto a lo que se ve en Europa. Además de esto, está muy claro que nadie está preparado para una pandemia, es importante enseñar a médicos y a pacientes actuar oportunamente y enfocarse principalmente en prevenir y educar para que los picos de contagio no se salgan de control.

El llamado final en esta ocasión fue para los jóvenes, el COVID-19 es una enfermedad que no discrimina edades, pero lamentablemente, las personas mayores son las que más afectadas se ven por el virus. Los jóvenes deben tomar conciencia de la importancia del autocuidado y el cuidado de las personas que conviven con ellos para que en determinado momento no sea demasiado tarde.